Claim Validation

Please provide us info to confirm the ownership and validate your claim.
Characters missing: 50
Ok, message sent.
Message not sent.

Categories

Regions

Custodia compartida, ¿qué es y cómo se consigue?

Blog

Un divorcio nunca será una situación sencilla, pues durante el proceso de divorcio se viven experiencias emocionales complejas, especialmente cuando hay hijos de por medio. Es por esto que la custodia compartida es una excelente alternativa a la que se puede acceder, sobre la cual te hablaremos el día de hoy.

¿Qué es la custodia compartida?

La custodia se puede definir como la responsabilidad que posee uno o ambos padres sobre la crianza de los hijos, cuando estos son menores de edad. Normalmente, dentro de un matrimonio la custodia se reparte entre ambos padres, pero cuando se ejecuta un divorcio, la situación se torna un poco más compleja.

Custodia compartida

Es por ello que la custodia compartida es una posibilidad a la que pueden acceder los padres divorciados, para involucrarse ambos en la crianza de los hijos y compartir el tiempo que pasen con ellos.

La custodia compartida es el tipo de custodia de gran utilidad cuando se trata de padres divorciados, pues implica un mejor proceso de adaptación para los hijos, que ahora deben acostumbrarse a vivir con padres separados.

¿Cómo obtener la custodia compartida?

Aún cuando la custodia compartida es lo ideal en la mayoría de casos de divorcios, no siempre el juez termina otorgándola a los progenitores. Es por ello que, es importante conocer qué se requiere para obtener la custodia compartida pues, solo de esta manera sabrás si cuentas con las características fundamentales:

Contar con sanas facultades mentales

Lo primero que tendrá en cuenta un juez para emitir una orden de custodia compartida es que ambos progenitores estén en sus sanas facultades mentales. Esto significa que posean la capacidad de poder cuidar a los hijos durante el tiempo que estén a su cuidado, así como también las capacidades para brindar cobijo y bienestar.

Relación previa durante el matrimonio

Otra de las características que evalúa un juez es la relación previa de los hijos con los padres durante el matrimonio. Esto significa que si se encuentran evidencias de que la relación con algunos de los cónyuges durante el matrimonio era conflictiva, es probable que se lo piense dos veces antes de otorgar la custodia compartida.

Relación entre los padres

Una custodia compartida involucra responsabilidades compartidas, por lo que un juez tiene en gran consideración la relación que tienen los padres, ya que mantener la custodia de los hijos amerita tener en cuenta que los lazos entre ambos padres jamás se podrán deshacer.

Edad de los hijos

Aunque, mientras los hijos sean menores de edad no existe una condición que imposibilite la custodia compartida, hay que tener en cuenta que según la etapa evolutiva de la persona, se el juez puede inclinarse más por una decisión que por otra.

Por ejemplo, si tienes en común hijos en edades muy pequeñas, durante las cuales se siguen alimentando por lactancia, es más probable que el juez sienta inclinación por dejarle la custodia a la madre.

Condiciones económicas

Otras de las características que se tienen en cuenta en relación a la custodia compartida son las condiciones económicas de ambos progenitores, pues se debe demostrar que ambos poseen ingresos económicos estables para cuidar de los hijos y tenerlos bajo su resguardo durante cierto tiempo.

Evidentemente, las condiciones económicas también hacen relación a los medios y recursos con los que cuenten. Por ejemplo, se tiene en cuenta si ambos progenitores tienen vivienda propia y, en algunos casos, si tienen vehículos propios que faciliten el traslado.

Distancias al centro escolar

La educación es un derecho fundamental al que todo ciudadano debería de acceder. Por ello, aún cuando exista un divorcio y se proporcione custodia compartida, se deben tener en cuenta las distancias desde la vivienda de los progenitores hasta el centro estudiantil.

Esto se debe tener en cuenta con el propósito de brindar estabilidad a los hijos, por lo que no se les puede someter a largos desplazamientos ni cambios bruscos de rutina entre los días que se queden con el padre a los días que se queden con la madre.

Disposición de los padres

Finalmente, hay que tener en cuenta la disposición de los padres para compartir la custodia de los hijos. Por disposición, se entiende también la disponibilidad horaria, ya que si alguno de los padres no suele tener tiempo libre porque está muy ocupado con cuestiones laborales, es poco probable que pueda incluir a sus hijos durante las rutinas diarias.

¿Qué es el informe psicosocial?

Custodia compartida

El informe psicosocial es un documento emitido por un psicólogo que se encarga de evaluar la situación familiar de aquellos que soliciten una custodia compartida. Por lo general, este tipo de informe se emite en función de realizar diversos tipos de test y pruebas de personalidad.

Además, la observación es otro mecanismo de evaluación que emplean los psicólogos para emitir el informe psicosocial. De esa manera, también se realizan visitas a la familia y se evalúa la relación entre los padres y los hijos, para saber si la custodia compartida es una opción pertinente.

Esta prueba se solicita por el juzgado y ejecutarla puede tomar un lapso de tiempo mínimo de seis meses.

¿El informe psicosocial es obligatorio?

El informe psicosocial es una recomendación que suelen pedir los juzgados para evaluar con mayor pertinencia la relación y dinámica familiar. Sin embargo, no es una exigencia obligatoria, por lo cual, es probable que en algunas ocasiones no se exija.

El informe psicosocial tampoco es vinculante para obtener la custodia compartida. Sin embargo, sí es cierto que la evaluación y lectura de este informe le permite al juez tener una mayor noción sobre los aspectos imprescindibles a considerar para tomar una decisión.

Beneficios de la custodia compartida

La custodia compartida es una decisión que posee grandes beneficios para el desarrollo psicológico y emocional de los hijos, que se desarrollan en un ambiente en donde pueden contar con ambos padres.

La presencia de los padres en el crecimiento de los hijos es imprescindible para el desarrollo social de los mismos, ya que esto les permite reforzar su autonomía y seguridad en sí mismos.