Claim Validation

Please provide us info to confirm the ownership and validate your claim.
Characters missing: 50
Ok, message sent.
Message not sent.

Categories

Regions

Las leyes son una parte fundamental de nuestra sociedad, pues desde su creación, han sido uno de los ejes principales para el correcto funcionamiento de la misma. En años recientes, España ha atravesado diversos cambios en este aspecto, tal como la polémica Ley Seguridad Ciudadana.

Esta reforma puesta en vigor en el año 2015, sigue dando de qué hablar en la actualidad, llegando a conocerse como una de las leyes más polémicas instituidas en Europa durante los últimos años.

A continuación, daremos un repaso a la historia tras la Ley de Seguridad Ciudadana, sus características más importantes y las consecuencias que ha acarreado desde entonces.

¿Estás listo? ¡Pues comencemos!

Ley Seguridad Ciudadana España

¿Qué es la Ley de Seguridad Ciudadana?

También conocida como Ley 4/2015 o Ley Mordaza, La Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de Protección de la Seguridad Ciudadana, se trata de una sustitución a la anterior Ley sobre Protección de la Seguridad Ciudadana de 1992.

Asimismo, esta ley se engloba dentro de la revisión de la justicia penal española que data desde la reforma del Código Penal en 1995. Con tal historial detrás, esta no pasó desapercibida, generando polémicas a nivel internacional donde se instaba a la Comisión Europea a condenar la nueva ley.

“Esta ley trae recuerdos de los peores días del régimen de Franco y no procede a una nación democrática” y “amenaza directa a los derechos de reunión pacífica y la libertad de expresión en España”, fueron solo algunos de los comentarios publicados en The New York Times.

¿En qué consiste la Ley de Seguridad Ciudadana?

A grandes rasgos, esta ley enmarca una serie de artículos relacionados con las sanciones correspondientes a los individuos que violen la ley. Al mismo tiempo, trata puntos que aluden directamente a su nombre, insistiendo en preservar la seguridad de todos los ciudadanos españoles.

Como mencionamos anteriormente, la Ley Seguridad Ciudadana tarde o temprano iba a ser modificada, pues la revisión del Código Penal impulsó cientos de cambios en el ámbito jurídico.

ley 4/2015 seguridad ciudadana

Ley Seguridad Ciudadana 2015 comentada

Antes de entrar de lleno con las razones de su polémica, es necesario conocer los puntos más criticados sobre la Ley Seguridad Ciudadana. Lo que comentaremos a continuación, está estipulado en la Ley Orgánica oficial publicada por la Legislación Consolidada.

Grabar las fuerzas de seguridad no constituirá infracción

En un tiempo en el que las agresiones a miembros de los Cuerpos de Seguridad del Estado se habían disparado hasta 30 por día, este punto de la Ley dio mucho de qué hablar.

La única excepción, se presenta en caso de que “genere un peligro cierto a su seguridad personal o familiar” del miembro de la autoridad en cuestión.

Sumado a lo anterior, los agentes tienen prohibido grabar a los ciudadanos.

Las manifestaciones espontáneas no tendrán que ser comunicadas previamente

Este punto entra en conflicto directo con el artículo 21.2 de la Constitución, pues este señala la obligación de comunicación previa a las autoridades.

Tomando esto en cuenta, se podría decir que cualquier persona o colectivo que convoque actos públicos en forma de protesta, quedaría impune ante la ley.

Se reduce el tiempo de la detención

Anteriormente, el máximo tiempo que podía ser retenida una persona que se negaba a identificarse, era de 6 horas. Gracias a la nueva Ley Seguridad Ciudadana, este tiempo ha sido rebajado hasta 2 horas.

Dicha decisión, generó disgustos entre los cuerpos policiales, ya que afirmaban que no se estaban teniendo en cuenta los procedimientos detrás de una detención.

El detenido será devuelto al lugar donde inició la intervención

Otra queja por parte de los policías, es debido a su labor como “taxistas”. Al ser obligados a devolver al detenido al lugar inicial del arresto, están restando recursos que pueden utilizarse para otros trabajos.

El atestado policial perderá la presunción de veracidad

Esto supone un cambio radical, pues muchos agentes han afirmado que ahora serán juzgados bajo “presunción de culpabilidad”. Desde que la Ley Orgánica Seguridad Ciudadana entró en vigor, el atestado considerará veraces los hechos siempre y cuando resulten “coherentes, lógicos y razonables, salvo prueba en contrario”

DNI plurilingüe

El Documento Nacional de Identidad ahora está expuesto en las diversas lenguas cooficiales del lugar de residencia del solicitante. Algunos ejemplos, son: el euskera, el catalán, el valenciano y el gallego.

Cambio en la cuantía de las multas

Las sanciones fijas son parte del pasado, ya que ahora se tienen en cuenta las capacidades económicas de cada individuo. Esto se considerará basándose en el Salario Mínimo Interprofesional, resultando en reducciones de 50% o 25%.

Cambios en el material antidisturbios

Se trata de evitar las lesiones a los protestantes, buscando medios menos lesivos para lidiar con los mismos.

A raíz de esto, otras quejas surgieron, afirmando que se buscaba coartar la forma de trabajo de los agentes.

Evitar cacheos denigrantes y desnudos

La Ley Seguridad Ciudadana prohíbe que, durante la actuación policial, se deje a la vista la totalidad del cuerpo. A esto se le suma el respeto por la identidad sexual y la indicación de cometer los cacheos en lugares fuera del ojo público.

Infracción leve por tenencia de drogas

Previo a 2015, la posesión de sustancias estupefacientes, aunque no estuvieran destinadas al tráfico, era considerada una infracción grave.

Resultados de la Ley Seguridad Ciudadana en la actualidad

Han pasado casi 7 años desde que entró en vigencia esta ley y la polémica no ha parado en ningún momento.

Aunque en algunos casos, los artículos han sido de ayuda, muchos otros han sido perjudiciales. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, siguen oponiéndose férreamente a ceder, involucrándose en constantes enfrentamientos con distintos partidos políticos del país.

Dichos enfrentamientos se vieron potenciados con la llegada de la pandemia del COVID-19, pues los Cuerpos de Seguridad tomaron cartas en el asunto, sancionando a los ciudadanos que rompieron el confinamiento obligatorio.

Tales sanciones iban desde los 600 hasta los 10400 euros y según datos, para abril de 2020 ya habían sido impuestas más de 600000 sanciones por desobediencia.

A ciencia cierta, resulta difícil predecir lo que le espera a la Ley Seguridad Ciudadana en el futuro, pues las opiniones siguen fuertemente divididas. ¿Cuál es tu opinión esta ley? ¡Cuéntanos en los comentarios!

agentes del estado españa