Claim Validation

Please provide us info to confirm the ownership and validate your claim.
Characters missing: 50
Ok, message sent.
Message not sent.

Categories

Regions

Contencioso administrativo, ¿qué significa?

Blog

Los inconvenientes que pueden surgir con la administración pública son innumerables y, en estas ocasiones, es necesario conocer qué recursos o amparos podemos emplear para llevar estos problemas a instancias judiciales. Por ello, el día de hoy te contaremos todo lo que debes saber sobre el contencioso administrativo.

¿Qué es el contencioso administrativo?

Básicamente, este es un recurso que abre un proceso jurídico en el que se puede apelar contra una decisión o normativa impuesta por la administración pública en cualquiera de sus ámbitos (nacional, regional o local). Por ello, es un mecanismo de gran utilidad cuando es necesario oponerse ante una decisión legal.

Contencioso administrativo

Un contencioso administrativo se puede emitir por personas naturales o jurídicas que sientan haber sufrido una injusticia por parte de la administración pública.

Sin embargo, también se puede emitir por parte de algún organismo de la administración pública como, por ejemplo, cuando un organismo de administración de nivel local se desea pronunciar en contra de una decisión nacional. En ese sentido, existen tres tipos de contencioso administrativo a los que se puede acceder:

Contencioso administrativo ordinario

Es el tipo de recurso más común que se puede emplear. El mismo puede ejecutarse por cualquier persona natural, jurídica u otro organismo administrativo, aunque en este último caso, debe realizarse de forma previa, según lo que establece la Ley de Jurisdicción Contencioso – Administrativa.

Contencioso administrativo abreviado

Se trata de una forma de emplear este recurso, eliminando algunos pasos del proceso, como la vista oral. Todo esto con la finalidad de que sea mucho más corto.

Entre las condiciones para realizar el contencioso administrativo abreviado se debe saber que el hecho reclamado no puede superar los 13mil euros y en aquellos casos en los que sean problemas de extranjería o asilo político.

Además, también se puede apelar a este recurso cuando se trata de funcionarios públicos que deseen implementarlo en organismos que no tengan relación con el inicio o fin de su carrera como funcionario.

Contencioso administrativo para la protección de derechos fundamentales

En este caso, el contencioso administrativo para la protección de derechos fundamentales se debe emplear cuando se esté frente a derechos humanos que puedan haber sido vulnerados por algún organismo de la administración pública, en cualquiera de sus instancias.

El plazo máximo de la ejecución de este tipo de contencioso administrativo es de 10 días y estos empiezan a contar a partir del momento en el que se recibe la notificación del inicio del proceso del contencioso administrativo.

¿Qué personas pueden presentar este recurso?

Un contencioso administrativo puede ser presentado por cualquier persona que tenga la necesidad de realizar una apelación en relación con alguna irregularidad por parte de los organismos de la administración pública. La única condición es que el recurso sea presentado de forma legítima.

¿Cómo presentar un contencioso administrativo?

Para presentar este recurso, se requiere hacer uso de una estructura formal. Sin embargo, se trata de una petición sencilla, para la cual puedes hacer uso del siguiente procedimiento:

Redactar un escrito

Lo primero que debes hacer es redactar un escrito en el que reflejes la información relacionada con tus datos personales y los datos específicos del organismo de la administración pública al que estés dirigiendo el escrito.

Documento detallado

Además, debes incluir un documento detallado donde detalles las razones por las que apelas al recurso contencioso administrativo. Este documento debe relatar el hecho en específico o, en su defecto, el silencio administrativo, que hace que desees presentar tu problemática.

Firma y sello de un abogado

Es muy importante que el contencioso administrativo sea presentado con la firma y sello de un abogado para que tenga validez. En caso de que sea necesario y puedas hacerlo, también debería tener la firma de un procurador. De esta forma, puedes presentar el recurso y esperar pronta respuesta.

¿El recurso tiene un plazo de presentación?

Muchas personas se preguntan constantemente si el recurso contencioso administrativo tiene un plazo de presentación. Para responder a esta pregunta, debes tener en cuenta que existen dos tipos de marcos temporales para realizar la presentación.

Frente a una resolución pública

Cuando se presenta una resolución pública o una notificación pública de carácter nacional o local, se puede presentar un recurso contencioso administrativo con un plazo máximo de dos meses. Quiere decir que este es el límite de tiempo que posees para realizar la apelación.

Frente a un silencio administrativo

El silencio administrativo puede definirse como una acción de omisión que comete un organismo de la administración pública, cuando éste no responda a alguna solicitud ejercida por un ciudadano español.

En términos generales, el plazo de tiempo máximo que se tiene para realizar la solicitud del recurso es de máximo seis meses, aunque en función de las circunstancias, el plazo de tiempo podría ser mayor, siempre que se evalúe el caso en específico.

¿Dónde presentar este recurso?

Contencioso administrativo

El recurso contencioso administrativo en cualquiera de sus formas debe presentarse ante un juzgado. Para ello, puedes dirigirte al juzgado contencioso administrativo más cercano y presentar este recurso, con las expectativas de obtener una solución al problema generado.

No obstante, a nivel nacional también puedes acudir a las entidades judiciales autonómicas y nacionales como, por ejemplo, la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo. Estos son los únicos organismos a los que puedes acudir para plantear tu solicitud.

¿En qué casos no puede presentarse este recurso?

Existen casos en los que no se puede presentar un recurso contencioso administrativo, sencillamente porque los efectos de la apelación no corresponden a lo que se considera como una denuncia por negligencia de algún órgano de la administración pública.

De forma más específica, algunos de los casos en los que no se puede presentar un recurso de este tipo, es cuando se trate de un contencioso administrativo militar. Pues en estos casos, se trabaja con otra metodología.

Además, tampoco se puede presentar este recurso cuando se esté frente una acción o decisión cuyo origen radica en un problema de jurisdicción penal o civil. En estos casos, aún cuando pueda tener relación con una acción administrativa, existen otros mecanismos para realizar una apelación.